La Justicia uruguaya dice que Iván Heyn murió en un juego sexual

Esa es la única hipótesis que manejan sobre la asfixia del subsecretario de Comercio luego que comenzaron a descartar la idea de un suicidio.

Para la Justicia uruguaya, el ex subsecretario de Comercio Exterior y militante de La Cámpora, Iván Heyn, murió de asfixia en un juego sexual. Y esa comienza a ser la única hipótesis.

Así lo informaron fuentes del caso al diario uruguayo El Observador, al tiempo que aseguraron que si bien no puede descartarse del todo la posibilidad de un suicidio, la investigación no está orientada hacia allí porque no hay elementos que la establezcan como una hipótesis.

De este modo, toma más fuerza la hipótesis de muerte por asfixia erótica o hipoxifilia, un mecanismo que “consiste en impedir la respiración de la pareja o la propia mediante la obstrucción de las vías respiratorias” para supuestamente obtener un mayor placer sexual, según explicó a Perfil.comel forense y médico psiquiatra Miguel Maldonado, quien opinó que el militante de 34 años no tenía indicios de haberse querido suicidar.

“Lo describen desnudo y que el cinturón lo fijó en el barral de placar. Quiere decir que ha tenido que deslizarse, dejarse caer para provocar el ahorcamiento. Si hubiera querido ahorcarse hubiera buscado otro lugar: pienso que fue un accidente”, había señalado el forense al ser consultado por este sitio, luego de las versiones que comenzaron a circular sobre su muerte por hipoxifilia.

Ahora la Justicia uruguaya prácticamente lo confirma, al asegurar que esa es su única hipótesis en la investigación.

Heyn fue encontrado muerto el martes en su habitación, luego que compañeros de la delegación le solicitaran ayuda al personal del hotel, tras que no apareciera para las actividades de la cumbre en ese día. Estaba desnudo en el piso, a un lado de un placard, con un cinturón alrededor del cuello. En la escena también hallaron semen del funcionario. Estimaron que  habían pasado entre 6 y 12 horas de la muerte.

La autopsia, que se realizó el mismo martes por la noche, reveló que murió por asfixia y que no hubo signos de violencia. Tampoco se encontraron rastros de que otras personas hubiesen estado en la habitación, por lo cual el cuerpo fue entregado a su familia, y el miércoles recibió sepultura.

Sin embargo, el caso seguirá abierto hasta el final de la feria judicial, en febrero, porque aún restan por conocerse los resultados de las pruebas toxicológicas que solicitó el juez Homero Da Costa.

Los restos de Heyn fueron sepultados ayer en el cementerio de Chacarita, luego de ser velado con la presencia de muchos militantes y funcionarios kirchneristas.

Anuncios
de Daniel Rohaly Publicado en Locales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s