Así es el Mausoleo donde descansarán los restos de Néstor Kirchner.

El mausoleo a Néstor Kirchner, que construye la empresa Austral Construcciones en el cementerio municipal de Río Gallegos, está en su fase final. Los trabajos se realizan a un ritmo acelerado y aprovechando las horas de luz de día, que en esta época del año, permiten avances significativos. El 27 de octubre se inaugurará y tanto la familia como la militancia, pretenden hacerlo simultáneamente con el descubrimiento de la estatua del ex presidente en el centro de la ciudad.

“No hay duda, es el más grande de todos”, le dijo al cronista de OPI Santa Cruz uno de los trabajadores, apoyado en una vieja tumba, a cierta distancia del alambrado, descansando de una larga y agobiarte jornada al que se ven expuestos los obreros, tratando de llegar con las órdenes que imparten los arquitectos que conducen la obra del mausoleo a Néstor Kirchner. “Aquí comemos, nos traen la vianda y seguimos sin descanso, porque la orden es terminar o terminar”,agregó.

A medida que uno ingresa al cementerio municipal de calle Beccar, no puede menos que concentrar la mirada en el imponente edificio gris que se erige significativamente sobre tumbas humildes y discretos panteones familiares, de viejos habitantes riogalleguenses. Sobre uno de los viejos accesos a la necrópolis, los camiones, maquinarias y personal ingresan al lugar de trabajo, mientras el panteón del tío, donde actualmente descansan los restos de Néstor, es custodiado por personal de la seguridad privada de Lázaro Báez, los mismos automóviles VW Gol que pueden verse estacionados en cercanías de su residencia familiar en calle Villarino, más la presencia de efectivos de Gendarmería que permanecen allí durante la noche.

Los 13 metros de largo, 15 de ancho y los 11 de altura que tiene la construcción, la hace imponente y en este momento ya luce los detalles que la caracterizarán definitivamente, como la plaza iluminada que la rodea, los bancos para sentarse, las columnas de iluminación y jardines que se dispondrán en el perímetro, al cual ya se le quitó el paño “media sombra” colgado del alambrado perimetral, que hasta hace poco, intentaba resguardar de la vista pública, el ritmo frenético de trabajo que desarrollan los operarios.

La fachada del monumento, prácticamente terminada, luce líneas arquitectónicas modernas, utiliza materiales de la zona como el pórfido, piedra volcánica, laja y mármol y está constituído por un acceso con orientación Sud-Este. Internamente se bifurcan dos explanada con escaleras de mármol para el acceso del público, quien podrá visualizar el féretro de Kirchner desde la planta alta, mientras que la familia, en forma exclusiva, tendrá acceso al recinto mortuorio, cuya parte superior poseerá una campana de cristal que permitirá su visualización desde el sector más elevado.

Exteriormente el edificio resulta sólido, con predominio del pórfido y la disposición de ventanas rectangulares, estratégicamente dispuestas, como único acceso de luz, que junto con el techo vidriado, asegura la captura de luz natural la mayor parte del día. Sobre los techos ya se encuentran instalados los domos de seguridad, con cámaras y un sofisticado sistema de alarmas con sensores de proximidad, en las áreas que se han determinado como más vulnerables ante la posibilidad de que alguien quiera ocasionar daño a la estructura, aunque, como lo manifestó uno de los trabajadores de la obra “esto va a estar custodiado día y noche por gente de Lázaro”, manifestó, aunque no supo decir si en forma presencial o por sistemas técnicos.

El ojo del amo

De acuerdo a testimonios recogidos en el lugar, el mismo Lázaro Báez en persona se encarga de verificar los avances de la obra “el patrón aparece en cualquier momento; además los arquitectos y el ingeniero “viven” acá”, dijo sonriéndose el obrero, haciendo alusión a la permanencia en el lugar, de los profesionales que conducen y supervisan la construcción.

Durante el día, el movimiento incesante de camiones y personal, denota la urgencia que existe por ultimar los detalles con vista al próximo 27 de octubre, fecha en la que la familia espera realizar el acto recordatorio de la muerte del ex presidente, en el mausoleo que tiene características especiales, el cual, a criterio de quienes han recorrido el mundo, no hay antecedentes que se haya construido un monumento de tal característica, para un mandatario nacional.

Mientras nuestro cronista trabajaba para obtener imágenes del mausoleo y se movía entre las tumbas con el fin de cambiar los enfoques, pudo observar la presencia nada discreta de un “vigilador” civil, personal del empresario Báez que bajó de un Gol negro y tratando de pasar desapercibido (pero sin lograrlo) disparó una pequeña cámara fotográfica sobre el reportero, quien, con más oficio y velocidad que el custodia, lo dejó retratado en su Nikon, como celoso guardián de la memoria del ex presidente.

Fuente: OPI Santa Cruz

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios
de Daniel Rohaly Publicado en Locales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s