El “sicario del ketchup” sorprende al mundo.

Lo contrató una mujer despechada y decidió estafarla. Por qué los detuvieron.

Una mujer despechada y un sicario quedaron detenidos en Pindobaçu, a 400 km de la ciudad brasileña de Salvador, por haber confesado la planificación de un asesinato con ribetes insólitos.

La versión oficial, que tuvo repercusión en los diarios de Europa y Latinoamérica, cuenta que María Nilza Simoes sospechaba que su esposo la engañaba con Erenildes Aguiar Araújo, alias “Lupita”, y la mandó a matar.

Simoes le pagó a un asesino a sueldo 1.000 dólares por la ejecución, sin imaginar lo que vendría después. El sicario Carlos Roberto de Jesús descubrió que conocía a su víctima desde la infancia y, por ende, decidió no cometer el crimen.

En cambio, el asesino y la “Lupita” montaron una escena macabra, con mucho ketchup y un machete para fingir la sangre y los cortes en el cuerpo, y tomaron fotografías.

La sorpresa de Simoes llegó cuando, poco después de haber recibido la foto del supuesto cadáver, vio a la víctima con su verdugo. Al hacer la denuncia porque había sido estafada por el sicario (que le “robó” los 1.000 dólares) ambos fueron detenidos.

fuente: Perfil.com

Anuncios
de Daniel Rohaly Publicado en Locales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s