¿Tenía razón Menem o Gustavo Cordera?

El Menemismo prohibió la difusión de esta canción por considerarla inapropiada y ofensiva.

Como ejercicio de la memoria nos preguntamos quién tenía razón Menem o Gustavo Cordera. Dicen que necesitamos memoria para no cometer los mismos errores.

Nota archivo Página 12

El Comfer objeta la difusión de un tema del nuevo CD del grupo de rock Bersuit Vergarabat cuya letra contiene fuertes críticas a Menem.

Gustavo Cordera, líder del grupo, editó en broma una versión alternativa, y censurada, de “Señor Cobranza”.
“Todas las canciones están hechas en un plano de ficción que juega con la fantasía colectiva”, afirma.

na22fo01.jpg (5379 bytes)

Por Esteban Pintos

t.gif (862 bytes) ¿La censura no existe, mi amor? La canción “Señor cobranza”, el primer tema de difusión del CD Libertinaje de Bersuit Vergarabat, fue objetada por el Comfer, en lo que podría ser el inicio de una escalada de censuras contra grupos de rock, si se tiene en cuenta que no es éste el único tema que contiene críticas hacia el Presidente de la Nación.

El tema grabado para el CD, cuyo lanzamiento está previsto para el próximo martes 25, pertenece en realidad al repertorio de una banda under porteña, Las Manos de Filippi. Su difusión radial motivó un llamado de atención del Comité Federal de Radiodifusión que afirma que contiene “expresiones burdas e insultos que resultarían inadecuados para ser recepcionados por los menores, además de insistentes denuncias e injurias dirigidas hacia funcionarios y ex funcionarios del Estado”.

La letra de la canción en cuestión (ver aparte) vulnera, según el organismo, los artículos 5 y 14, inciso 6 D, 16 y 17 de la ley 22.285, que data del 15 de setiembre de 1980. La censura es concreta: una fuente del organismo afirmó ayer que cualquier emisora que lo pase recibirá un apercibimiento primero y luego una fuerte multa. Ayer, en lo que el cantante de Bersuit Gustavo Cordera consideró apenas “un chiste para que los del Comfer escuchen la canción como les hubiera gustado a ellos”, la banda presentó una versión alternativa, editada según el formato que patentó MTV para las malas palabras incluidas en los videos que emite: bips y otros ruidos tapan las menciones explícitas a los personajes de la política local y los insultos. Esta versión corregida y supervisada por el productor del disco, el músico argentino radicado en Estados Unidos Gustavo Santaolalla, no será difundida más, según Cordera, porque es “una aberración para la obra de un artista”.

“Todas las canciones están hechas en un plano de ficción que juega con la fantasía colectiva, estableciendo una complicidad entre el actor y el oyente. Yo en la ficción soy el actor que canta y dice esa letra. Pero debo aceptar que me cae muy simpático lo que dice ese actor”, declaró Cordera a Página/12. El gerente de programación de la radio que fue apercibida por el Comfer, FM Rock and Pop, Enrique Prosen, comentó a este diario que lo que más le llamó la atención en este caso (por supuesto, no es la primera vez que el organismo interviene con algo que se diga o pase en esta radio) es la rapidez con que actuó. “48 horas después de que pasamos la canción por primera vez, me llegó la nota”, dijo. Sin embargo, Prosen no ve aquí un caso de “persecución” política u otras motivaciones en la intervención porque “parece que están apretando a todos en general. El otro día le tocó a Susana Giménez y ahora a nosotros, pero por algo totalmente distinto”.

Bersuit Vergarabat es una banda formada en 1989 –curiosamente, el año de los saqueos, la hiperinflación y la asunción de Carlos Menem–, con un estilo musical concebido a partir de una cruza de ritmos rockeros con otros de raíz rioplatense y tropical, que tiene su fuerte en las letras escritas por Cordera, en donde abundan referencias socio-políticas con un tono ácido y burlón. Canciones como “Como nada puedo hacer” (que repite en su estribillo la expresión “¡hijo de puta, hijo de puta!”), “La pantalla” y “La papita”, entre otras, reflejan ese espíritu. Con el paso del tiempo y los shows, a comienzos de los 90, la banda creció en convocatoria popular hasta asomar como una posible nueva versión de los Redonditos de Ricota (sus fans se hacían llamar “el pueblito” y fomentaban una fidelidad parecida a la de los “redondos”, aunque en menor escala, claro). Pero fue apenas un espejismo. Cierto desorden interno que envolvió a la banda y dos discos más bien mediocres la sumieron en un período oscuro. Recién ahora, a partir de un nuevo contrato con la multinacional Universal y bajo la mano experta de Santaolalla (productor de bandas de peso como Café Tacuba, Divididos y Molotov), la Bersuit parece emerger. “Sería una lástima que nos hagamos más famosos por una prohibición que por un disco bueno, que nos llevó seis meses de trabajo”, dice Cordera. Las Manos de Filippi, una banda que combina el rock con ritmos tropicales, rap y reggae, y que existe desde 1992 pero que, curiosamente, todavía no ha editado todavía un CD.

Anuncios
de Daniel Rohaly Publicado en Locales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s