Capitanich defendió “la esencia” del programa Sueños Compartidos ante la Comisión parlamentaria de Vivienda

El gobernador Capitanich expuso ante los diputados nacionales de la Comisión de Vivienda que arribaron la provincia para recepcionar pruebas en torno al caso Shoklender. El primer mandatario, dijo que los mecanismos de ejecución del plan era diagramados desde Nación y que se lo adoptó más como un programa de inclusión que de construcción de viviendas.

Durante la reunión el gobernador defendió la esencia del programa de inclusión social y laboral que permite a la provincia contar 1.480 obreros ocupados en la construcción de viviendas, hospitales y centros de salud en distintas localidades. Capitanich entregó a los legisladores toda la documentación respaldatoria de los programas y puso a disposición de esta Comisión toda la logística para que puedan recorrer las obras ejecutadas y las que se desarrollan en el área metropolitana y otras localidades.

Capitanich hizo hincapié en destacar la transparencia de las distintas operatorias y afirmó contundentemente que “no hubo sobreprecios ni tampoco se realizó redeterminación de precios en las obras ejecutadas a través del programa Sueños Compartidos”.

DETALLES

El plantel del Ejecutivo, que fundamentaba su accionar ante el plan de Sueños Compartidos, explicó entre otras cosas que el valor del metro cuadrado, cuestionado por sobreprecios, era fijado por el plan federal y que en el caso no se sumaron “extras” como la capacitación del personal obrero, obras complementarias y el aumento del índice de los materiales de construcción.

Al respecto, la Comisión afirmó no tener constancia de que el pago de capacitación para los obreros esté incluido en la obra. En tanto los representantes del Ejecutivo aseguraron que el proceso constructivo se efectuó a través de la Fundación de Madres de Plaza de Mayo, y no por medio de las empresas investigadas.

Uno de los cuestionamientos más fuertes de la Comisión fue el precio de las viviendas, y así citaron el caso de La Rioja, en el que, sostuvieron, el costo final es notoriamente menor al de las viviendas de Chaco. También se plantearon dudas acerca de la necesidad de crear una comisión ejecutora provincial, la Unidad de Programas Especiales, existiendo un organismo como el Instituto Provincial de Viviendas, de cuyo “prestigio” y “la calidad de sus profesionales” se sabe en todo el país.

La respuesta fue que el plan no se centró solamente en viviendas, sino que también contempló la construcción de hospitales y centros sanitarios, lo cual queda fuera de la órbita del IPDUV. Además Capitanich indicó que todo lo realizado se encuadró jurídicamente bajo la ley de obras públicas, y todas las contrataciones y pagos del personal, estuvieron sujetas a la supervisión del Ministerio de Infraestructura.

Ante el cuestionamiento de por qué fue escogido por el Gobierno del Chaco el programa de Sueños Compartidos y no otra entidad para desarrollar las obras, indicaron que en esa oportunidad se presentaron dos movimientos sociales y la Fundación de Madres, que se presentó como mediadora para capacitar a los integrantes de la agrupación social e incluirlos para posteriormente otorgarles la vivienda. En síntesis, el programa “no fue adoptado como un mero ejecutor de vivienda, sino como uno de inclusión social”.

Fuente: Diariochaco.com

Anuncios
de Daniel Rohaly Publicado en Locales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s